¿Cansado de estar en una habitación sin decorar y con pocos artilugios sadomaso?

Soy Mistress Kawa, experta y guapa mistress, y conmigo vas a sentir las sesiones.

Ven a mi equipado Nido (Madrid) y deja de soñar despierto.

90 sumisos satisfechos

15 años de experiencia

Profesionalidad absoluta

Siente tus sesiones con Mistress Kawa


Tienes la necesidad de mezclar el dolor con el placer, en un lugar apropiado y con artilugios de sobra. Quieres que tu mistress sea una mujer educada, guapa y vestida para la ocasión.

Sé que ofrecen servicios de dominación solo porque la tarifa es mayor, no tienen un sitio decorado y solo te ofrecen algunas pinzas de tender la ropa y unas esposas acolchadas.

Al pasar a la habitación sientes que no deberías estar allí y que tu dinero no va a estar bien empleado.


¿Quieres tener la necesidad de volver a someterte a tu mistress?

Soy Mistress Kawa, una reconocida mistress, encantadora en palabras de mis sumisos, y con la experiencia para que necesites volver a sentir una sesión conmigo.

Hablaremos por teléfono antes de la sesión, me dirás qué prácticas te gustan y cuáles son tus límites. Acordaremos entonces el desarrollo de la sesión, aunque la ejecución dependerá de mí.

Te recibiré vestida elegante y sexy, en cuero, látex, lencería… o combinando varias prendas de diferente material. La sesión será en mi Nido o en algún local apropiado si es fuera de Madrid, para que sientas que entras en el paraíso.

Por experiencia sé que los límites terminan por evaporarse, y acabarás aceptando todos mis deseos sobre ti con un «Sí, Señora».

Al terminar, recordarás con una sonrisa muchos buenos momentos y necesitarás volver a postrarte a mis pies.


ALGUNAS PRÁCTICAS EN SESIÓN

DOMINACIÓN: Juegos de rol, Penetración y dilatación anal, Tapones, Vibradores, Penetración con arnés, Puño, Bofetadas, Inmovilización, Juegos de comida, Sploshing, Pisotear, Control de la respiración (asfixia, constricción y suspensión), Ataduras, Cena Bdsm, Privación sensorial, Momificación

HUMILLACIÓN: Humillación verbal, Escupir, Sentarse en la cara, Mascota humana, Feminización, Control de castidad, Exhibicionismo. 

SADOMASOQUISMO: Nalgadas, Azotes con vara, Pinzas, Cera, Medicinal, Tortura genital y de pezones, Disciplina inglesa y Flagelación, Picota para testículos, Patadas o golpes en testículos, Estiramientos, Marcado a fuego, Cortes, Escarificación con bisturí, Juegos con fuego.

FETICHISMO: Máscaras, Guantes, Capuchas, Cuero, Látex, Vinilo, Lencería, Pies, Tacones, Botas.


ELLOS YA LO HAN SENTIDO:

Ilotasum

GRACIAS, es la palabra que me nace tras estar casi una hora en la sesión por Skype. En este periodo tan complicado estar bajo su dominio me ha permitido olvidarme de las preocupaciones, admirarla, reírme también.
He tenido sesiones con varias Amas (por Skype en este momento, qué remedio) y otro sumiso me había hablado de usted; vi algún vídeo suyo primero para conocer su perfil. ¡Qué imaginación tiene usted!, ¡qué buena onda!… A veces no sabía si hablaba en serio o en broma, por ejemplo, cuando me obligaba a lamer mi propio pie, ¡pensando que era el suyo! ¡Y tras esos largos minutos mostrándomelo en pantalla y preguntándome si deseaba olerlos y lamerlos! ¡Qué imaginación tiene usted, nuevamente gracias!

Zorrita

Por fin pude tener de nuevo sesión con Mistress Kawa. Ha sido mi quinta vez.
Como siempre, apenas contacté con ella, organizó todo con gran rapidez: hotel y vuelos para el encuentro.
Esta vez me sorprendió con sus juegos de asfixia y ahorcamiento, una experiencia nueva para mí, en la que la sensación de sumisión es realmente fuerte. Fueron tres días (tres tardes, realmente) donde probó de todo conmigo, pues me gustan las sorpresas: cinturón de castidad y denegación del orgasmo, travestismo (qué bonitas braguitas, medias, corsé y botas), juegos de ahorcamiento, asfixia con bolsas de plástico, ahogamiento en el jacuzzi, fuerte bondage en el pecho para impedir normal respiración combinado con bolsa de plástico para la cabeza (esto fue realmente fuerte), me vistió casi como una látex doll (esto fue súper erótico, porque ella también iba vestida y empezó un lento tease and deny magnífico que acabó con ambos en el jacuzzi y finalmente mi polla en el cinturón de castidad), juegos con fuego (te rocía llamaradas de alcohol), dilatación anal, popper, el Hitachi… Y todo con esa química especial que solo con ella he encontrado. Hay muchas dóminas, pero lo que creo que hace especial a Mistress Kawa es que ella lo lleva en la sangre, lo vive y lo disfruta. Nunca tienes la sensación de que esté haciendo el papel, y lo que más me gusta es que nunca sabes con qué va a sorprenderte…
Gracias por todo Mistress..

Trirox

Después de casi un año sin ver a Mistress Kawa, concerté una sesión con ella. Me recibió en una mazmorra cerca del Paseo de Delicias de Madrid, tan guapa, malvada y simpática como siempre.
Lo primero que me hizo fue un enema: me llevó a gatas hasta el cuarto de baño, aprovechó que estaba en posición y me introdujo el agua de la pera a través de un largo tubo. Después de descargar y limpiarme, me llevó al salón y me ató las manos a una barra que podía elevarse mecánicamente. Cogió un instrumento como un encendedor de cocina que soltaba descargas eléctricas, y se divirtió con los saltos que daba intentando evitar las descargas.
Cuando se cansó, me dio unos latigazos suaves que soporté bastante mejor que la electricidad, a pesar de que eran más fuertes. Supongo que será psicológico. Cogió una bolsa de plástico, me la cerró con una cinta y se estuvo divirtiendo mientras me decía cosas. Además, aprovechó para grabar un vídeo en el que salimos los dos y publicado en su cuenta de Twitter con el título de «Para de moverte».
Me quitó la bolsa, me soltó de las ataduras de las manos, se sentó en el sofá y me colocó de rodillas delante de ella. Pasó a estrangularme con una cinta, lo hizo tres veces y cada una fue mejor. Se trata de reducir el riego sanguíneo en el cerebro, lo que produce un estado alterado de la consciencia que, al menos para mí y algún otro, es maravilloso. Una de las veces tuve convulsiones en un brazo y en la última me derrumbé feliz en su regazo, siendo siempre consciente de ello. Luego me hizo dar la vuelta y me estranguló con los brazos desde detrás. La primera vez fue análoga a la estrangulación con la cinta, pero en la segunda perdí el conocimiento durante unos segundos y desperté tumbado en el suelo.
Me llevó debajo del elevador mecánico, quitó la barra, pasó una cuerda y me la anudó al cuello. Fue elevándome poco a poco observando mis reacciones, me puse de puntillas para aliviar la presión, estaba soportándolo sin problemas y, de pronto, debió elevarme un poco más y perdí el conocimiento otra vez. Volví a despertar en el suelo en unos segundos, después de una vivencia onírica, vívida y fascinante, sentida como real y falsa a la vez.
Una vez recuperado, me llevó a la cama y allí, tumbado boca arriba, empezó a introducirme dedos por el culito, llegando a meterme cuatro hasta los nudillos, mientras me masturbaba. Finalmente, alcancé el clímax con una expulsión larga y abundante, que me dejó muy relajadito.
Estuvimos comentando la sesión un poquito y nos despedimos hasta la siguiente ocasión. Maravillosa mujer.

¿Vas a seguir soñando, o vas a sentir tu sesión?

Siente tus sesiones

Llamada o WhastApp

Llamada: Bandera de España +34656400004

WhatsApp: Bandera de España +34656400004

Danish number and WhatsApp

Call: +4561473888

WhatsApp: +4561473888